Una empleada bastante madura estaba en casa de su jefe limpiando un poco, cuando llegó un jefe con aspecto de trabajador, tal vez estaba vendiendo algo. Lo cierto es que a la tía se le ocurre calentarle la polla al tío ¡y para que! El tío le da una follada al coño de esta milf como nadie.